La Guerra de Gerona

49381164Dios nos cuide de estar en una guerra en nuestros tiempos. Aunque de alguna manera estamos batallando contra los verdugos de la sociedad, contra nuestras propias limitaciones y las diferencias con nuestros prójimos, una guerra es algo para no deseárselo a ninguna población.

Los gerundenses vivieron situaciones difíciles y transcendentales en épocas de la guerra de independiente, donde la iglesia tuvo una gran influencia en hacer comparaciones con los escrito en la biblia y alas hechos de ese entonces, actuando conforme a los representantes e la iglesia creían que debían hacerlo.

Han demostrado con el pasar de los años que la gente de Gerona, tienen grandes valores de fortaleza, resistencia y estrategia para afrontar a los enemigos. Como lo hacen los cerrajeros Poblenou profesionales de la ciudad que usan como arma cerrajería de buena calidad para protegerse de los intrusos y ladrones de la propiedad privada.

Como en cualquiera de las épocas de guerras o enfrentamientos del mundo, se cuestionan los comportamientos sanguinarios de los enemigos, pero se aplauden las mismas acciones que se ejecutan contra el enemigo. La guerra de parte de cualquier bando es un hecho repudiable, que marca a las naciones para siempre.

Influencia religiosa

Se tienden a personificar los actuales adversarios con aquellos que se asientan en los libros bíblicos y muchas veces se acatan comportamientos que van en contra de la época que se vive.

La religión siempre debe llamar a la conciliación de las partes, al perdón luego del arrepentimiento, al entendimiento de los motivos de ataques y a la rectificación de los errores. Gerona ha entendido estas realidades y se hace grande en medio de tanta historia cargada de lucha y vencimiento de ideales.

Sin dios

Se habla que de aquel que ataca o que viene a invadir territorio ajeno es un ser sin Dios, que busca el conflicto por interés de poder económico y territorial. Cualquier hecho de invasión constituye un proceso de desgaste de las partes, que sitúa al dueño como el mas débil y al agresor como el mas hábil y fuerte, sin que ninguna d las partes suelte el problema.

El que busca enfrentamientos sin causa justificable, definitivamente no tiene a Dios consigo. Generar una duda, motivara al conflicto, te hace responsable de las consecuencias adversas de una guerra de poderes. No se trata de no luchara por lo que es justo, sino de establecer la razón entre las partes.

Debate entre le bien y el mal

La guerra de la independencia de España tuvo lugar en Gerona y Zaragoza en el año de 1808, fue una lucha entre el bien y el mal. Pero como se puede ser ligero, en establecer que desde este lado se ejerce el bien, y la otra parte es la imagen de la maldad.

Si ejerces la violencia y el abuso en igualdad de condiciones como métodos de defensas, sigues los mandatos de l demonio de la guerra. ¿Acaso aquel que daña o mata a otro con justificación, puede optar al perdón? Es una polémica interrogante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *