Gentrificación de Cataluña

La gentrificación es una nueva amenaza contra la sociedad, ha nacido del progreso desmedido del turismo. Es una perdida del enfoque inicial de porque una localidad quiere mejorar y progresar, ya no importa en que te recibe, sino solo el que visita. Una analogía de la gentrificación es, como si en tu casa propia se recibieran todos los días a amigos tuyos, amigas de tus padres, de tus hermanos, primos, tíos, compañeros de trabajos o incluso vecinos, y tus padres te pidieran que cedas tu habitación o tu cama para acomodar a las visitas siempre.

Si llegas del trabajo o la escuela están en tu sillón, comiendo de tu comida, hasta han comprado muebles nuevos, todos lucen distintos, tienen un nuevo look, ya nada es lo que era mi hogar, ahora es una fiesta en cualquier horario, se ha renovado la casa, hasta hay nueva cerrajería. ¿Dónde quedo el hogar?, compartir en familia, las tradiciones, el espacio propio, la privacidad, ya no hay un ambiente de parada, sino pasada. Ahora es momento de irme, donde pueda estar tranquilo donde vuelva estar cómodo.

Modelo de turismo masivo

Cataluña ha despertado y se ha estado renegando de las consecuencia de un turismo excesivo. Las personas locales, han tenido que moverse de sus pueblos, por no poder pagar sus principal servicios, negocios tradicionales como los cerrajeros de confianza de toda la vida se sustituyen por otro tipos de negocios, mas ambiciosos. Barcelona sufre esta enfermedad desde hace algunos años, donde es momento que la sociedad actué para regularizar estos efectos.

La salud de los ciudadanos

Algunos debates sobre la gentrificación nos e hacen esperar, la salud de comunidades de Cataluña comienza a contaminarse de esta enfermedad. Sus ciudadanos demuestran un mayor índice de efectos sobre la salud mental, la contaminación, la drogadicción, los accidentes de tránsitos y la delincuencia, generados por el desplazamiento de la sociedad real, por otro grupo mas pudiente, que los imposibilita a disfrutar lo que es de ellos.

En Barcelona este proceso de gentrificación ya se ha producido inicialmente hace algunos años en barrios como el Gótico, el Raval, la Barceloneta, Poble Nou, Poble Sec y en Sant Antoni, sin ponerle frenos. Pero otros pueblos de España también experimentan las viles consecuencias del turismo excesivo como Madrid, Palma de Mallorca, Valencia, Venecia, Malta o Lisboa trabajan para ponerle limites a la industria turística.

Disminuyendo el impacto para el acceso a viviendas de alquiler, el encarecimiento y desaparición de comercio local, la masificación del espacio y el transporte públicos. Además de equilibrar condiciones laborales en el empleo vinculado al turismo.

La identidad

Forjar la identidad de los nacidos en esta tierra se hace cada vez mas difícil, bajo estas condiciones. Cataluña es una tierra donde la cultura y lo propio es parte de su identidad mas arraigada.  EL PERIÓDICO, en colaboración con el Ayuntamiento de Barcelona, se ha organizado un coloquio sobre los efectos de la gentrificación y su impacto sobre la salud de los ciudadanos. La iniciativa contó con la participación Isabelle Anguelovski, Carme Borrell, Mireia Gascón, Mara Ferreri, se espera iniciativas similares con resultados efectivos desde ahora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *